Una mirada a un pasado no tan lejano

Ha pasado, al menos, ocho años (o poco más de) desde el día que decidí que no esperaría a nadie para empezar a hacer (o, más era un “volver a hacer”) una actividad que había quedado muy atrás en mi vida, cuando todo surgió en las montañas de Huánuco.

Continúa leyendo Una mirada a un pasado no tan lejano

Canción de inspiración. No existirá el rendirse

En el transcurso de mi vida, me he cruzado con muchas y muy variadas canciones que me han inspirado y/o motivado para ir con mayor fuerza y convicción hacia aquello que ha representado mis sueños, y otras que me han ayudado a salir de momentos difíciles. Continúa leyendo Canción de inspiración. No existirá el rendirse

Por las profundidades de Perú: en ruta desde Marcapomacocha, parte 6. Un muy breve paso por Obrajillo y retorno

La oscuridad fue cayendo mientras avanzábamos, agotados. Continúa leyendo Por las profundidades de Perú: en ruta desde Marcapomacocha, parte 6. Un muy breve paso por Obrajillo y retorno

Hacia ese atardecer. De Canchacalla a Markahuasi, parte 1

El brillo del sol da sus últimos suspiros, como aquel último esfuerzo que realizas antes de llegar a un alto objetivo. Aquellos suspiros son suficientes para posar una capa rojiza sobre todo lo que la vista observa, y llegan desde el horizonte, allá por entre las montañas. El sol camina hacia su hibernación diaria para dar paso a la luna, y se prepara para, al día siguiente, llenarnos de todo su intenso brillo.

Continúa leyendo Hacia ese atardecer. De Canchacalla a Markahuasi, parte 1

Ascenso a la laguna Huangro, parte 1. Con la mira firme

El trek posterior a la vuelta al Rajuntay, y previo al viaje a Arequipa, fue el ascenso a la laguna Huangro, organizado por la Red de Montañistas de Lima. Continúa leyendo Ascenso a la laguna Huangro, parte 1. Con la mira firme

Rajuntay, parte 2. Amplitudes

La laguna refleja las montañas. Allí, donde el azul marino es más intenso. Es como un arco iris aquello que vemos. Se dibujan colores en los ojos.

Continúa leyendo Rajuntay, parte 2. Amplitudes