Unos aplausos, una guitarra y un casete

La primera vez que estuve en una presentación en vivo fue en quinto de secundaria, el 2001. En mi escuela, había un tipo de evento al que se le llamaba “actuación”, el cual se llevaba a cabo en determinadas fechas cada año, en conmemoración de otras fechas importantes, como el Día de la Madre y el Día del Padre, por ejemplo. En días de actuación, o bien no había clases, o bien solo se dictaban hasta cierta hora. Asimismo, en dichos días, se desarrollaba una programación detallada de presentaciones en las que, principalmente, la participación era del alumnado, el cual, con anticipación, practicaba y se entrenaba para los números que iban a mostrar.

Continúa leyendo Unos aplausos, una guitarra y un casete

Una maravillosa experiencia laboral y académica que, después de años, está por llegar a un fin

istesHa sido una larga jornada, sin duda. A pesar de que la presencia tiene una frecuencia determinada, la cual, viéndola desde la perspectiva de un semestre académico completo, o un año académico, semeja reducida, ciertamente, hay mucha vivencia y experiencia que se obtiene de realizar esta labor.

Continúa leyendo Una maravillosa experiencia laboral y académica que, después de años, está por llegar a un fin