La cultura en el olvido

Despojados de nuestros sentimientos, somos solo carne. Vacío es el mundo cuando, desde la constitución cultural de nuestro pensamiento, nos damos cuenta de que la cultura nos ha dejado. Nos hemos quedamos vacíos: la cultura ya no nos soporta. Lo que pensamos y sentimos se hace blanco, humo, sin peso, sin sustancia. Nos toca ahora arrastrar nuestra carne en un suelo sucio; ya no hay forma de explorar las profundidades de cada rincón donde la esencia humana alcanza a tener una presencia.

Continúa leyendo La cultura en el olvido