Mi paso por Copesco

El martes 6 de agosto de 2019 me encontraba en cama por la tarde. La mañana de aquel día había pasado por una sala de operaciones para hacerme remover un pequeño tumor benigno al centro de la cara superior de mi cabeza, el cual había llevado ya por muchos años. La recuperación no fue sencilla. La única posición en que no sentía dolor era estando recostado. Sentado o parado, el dolor se hacía fuertemente punzante. Era también época de Panamericanos en la ciudad, así que fue una buena distracción para observar por TV.

Continúa leyendo Mi paso por Copesco