Divagaciones de bloguero

Ya no encuentro momentos para escribir. Se ha vuelto una actividad muerta en mi vida, aunque reemplazada por una lectura incesante. No deseo que mi historia entre en el olvido. Este es un blog de testimonios, y es así como deseo que continúe. Hay tanto por contar, y tanto, a la vez, por guardar para otro tipo de momentos. A veces, no se por dónde empezar, y, cuando empiezo con una determinada línea, creyendo estar siendo espontáneo, no encuentro cómo seguir de manera que me resulte interesante. Es como si siempre regresara a ese punto en que me quedo esperando —por siempre— el momento “correcto” para escribir, el cual no sabes cuándo va a existir. Es un albur. Si bien, cuando llega, llega con fuerza y grandes inspiraciones, no necesariamente se tiene control sobre el mismo. Por eso es que, más de una vez, he escuchado el consejo de, simplemente, escribir. Ya sea estando con ganas o no. Es decir, forzarlo a convertirse en un hábito. Además, lo primero que se escribe no necesariamente es lo que debe lanzarse al público. Es decir, si no ha gustado mucho —a uno mismo— lo que uno ha escrito o avanzado, siempre se puede dejar guardado hasta una próxima edición, y así sentir un resultado satisfactorio. Recuerdo que, antes, estaba muy ávido por escribir y contar, escribir y expresar, pero ahora siento que debo ser siempre más fino en lo que escribo, ya que puede generar interpretaciones diversas. Hay una base cada vez más grande de personas que me siguen, aunque, en general, sigue siendo una cantidad pequeña comparada con otros blogs. En realidad, no digo que ese sea uno de los motivos, pero no hay una línea definida en mi desarrollo del blog. ¡Este solo testimonio no tiene una línea definida! Tal vez por eso estoy pensando llamarlo “testimonio libre”, ante la ausencia de un mejor título. Y también estoy pensando borrar este texto cuando crea que haya terminado. La verdad es que intenté hacer el ejercicio de escribir, sintiéndome motivado por la música que estoy escuchando (Black Clouds & Silver Linings de Dream Theater), pero no siento que haya desembocado en buen puerto. Y, aun así, la música sigue siendo maravillosa y sostiene el momento. Quiero seguir contando mi historia, en todo lo que sea posible. Quiero volver a escribir. Puedo decir que estoy en un buen momento en mi vida. A pesar de algunas dificultades, me están saliendo algunas cosas bien, y pretendo seguir así. Dentro de poco se viene un gran viaje para mí, lleno de retos, pero aún hay unos días por vivir antes. Empecemos por hoy (aunque ya sea de noche). Aquí me detengo.

Un nuevo camino: llegada al Instituto Nacional Materno Perinatal

La última vez que tuve un trabajo que verdaderamente me había entusiasmado fue en 2019. Entre agosto y octubre, por dos meses, proveí servicios para Plan Copesco Nacional, un órgano desconcentrado del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), una experiencia de la cual ya escribí una reseña. Luego llegó la pandemia y, si bien siempre seguí como jefe de práctica en mi universidad, al ser solo un trabajo a tiempo parcial renovado cada semestre académico, no los coloco en una categoría de trabajo principal.

Continúa leyendo Un nuevo camino: llegada al Instituto Nacional Materno Perinatal

Reflexiones sobre el trabajo en equipo

La combinación de palabras ‘trabajo en equipo’ podría estar entre las más trilladas en el mundo hablado, especialmente en el ámbito empresarial. En el ámbito de la formación universitaria, es igualmente común escuchar ‘trabajo grupal’, relacionado con resolver una asignación no de manera individual, sino en un conjunto de alumnos al que se le llama grupo. Sin embargo, ‘trabajo grupal’ no me suena tan trillado como ‘trabajo en equipo’. Mientras que el primero es una categoría descriptiva sobre la manera de realizar una asignación, en el segundo se habla de una competencia que se debe desarrollar. Pero ¿alguna vez explican a detalle qué es el trabajo en equipo?

Continúa leyendo Reflexiones sobre el trabajo en equipo

Una nueva jefatura de práctica en la PUCP: Planeamiento y Control de Operaciones. Inicio, 2021-1 y más

El segundo curso en que me convertí en jefe de práctica (JP) a partir de 2021-1 fue Planeamiento y Control de Operaciones (PCO), perteneciente al octavo semestre académico (o ciclo) de la especialidad de Ingeniería Industrial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Al momento en que escribía esta reseña, nos encontramos ya en el ciclo 2021-2; sin embargo, la programación de mis labores en relación con el curso se mantiene sin cambio. Lo único diferente es la fórmula de calificación.

Continúa leyendo Una nueva jefatura de práctica en la PUCP: Planeamiento y Control de Operaciones. Inicio, 2021-1 y más

Una nueva jefatura de práctica en la PUCP: Ingeniería de Plantas. Inicio, 2021-1 y más

Al iniciar 2021, ningún proceso de vacunación contra la COVID-19 había dado comienzo aún (a excepción de los impresentables que se vacunaron con una parte de las Sinopharm de cortesía de China en fase de prueba). Eso indicaba que, al menos para el ciclo regular 2021-1, la educación universitaria se mantendría únicamente a distancia.

Continúa leyendo Una nueva jefatura de práctica en la PUCP: Ingeniería de Plantas. Inicio, 2021-1 y más

Todo Móvil AFM: el retorno, noviembre de 2020 a febrero de 2021

En el IPPD, no veía que nos estuviéramos dirigiendo hacia una fortaleza organizacional que permitiera funcionar de manera real, es decir, con una actividad definida y generadora de ingresos para que pueda haber pago de honorarios y/o sueldos. El año estaba llegando su fin y había empezado a pensar que necesitaba emprender nuevas iniciativas, dedicar mi tiempo a labores que sintiera que aportaban productividad a mi vida.

Continúa leyendo Todo Móvil AFM: el retorno, noviembre de 2020 a febrero de 2021

Mi participación en el IPPD y un sueño acotado. Parte 2. 2020, intentos con poco norte

Para marzo de 2020, ya toda Sudamérica sabía lo que estaba aconteciendo. Por mi parte, me encontraba iniciando mi último bimestre en el programa de quechua que estaba llevando. Debido al golpe inicial que representó la crisis, dicho bimestre se extendió hasta principios mayo, cuando finalicé. Ese mismo mes, de manera sorpresiva, recibiría una llamada del docente para quien había trabajado antes. Como lo mencioné en la reseña inmediatamente anterior, la iniciativa empresarial a la que me referí allí había seguido su rumbo. En aquella llamada, se me presentaba nuevamente la oportunidad de formar parte de ella. Con poco tiempo para pensar, acepté.

Continúa leyendo Mi participación en el IPPD y un sueño acotado. Parte 2. 2020, intentos con poco norte

Mi participación en el IPPD y un sueño acotado. Parte 1. 2019, orígenes

Cuando me encontraba trabajando para la Coordinación de la especialidad de la Sección Ingeniería Industrial de la PUCP, me fue presentada, por el docente que la dirigía, mi jefe, la oportunidad de formar parte de una nueva organización cuyo objetivo principal iba a ser impulsar la pequeña y mediana minería formal en el Perú con financiamiento internacional.

Continúa leyendo Mi participación en el IPPD y un sueño acotado. Parte 1. 2019, orígenes

Y me fui a la distancia con Investigación Operativa 2: 2020-1 y 2020-2

Llego con esta reseña a la última parte de mi paso por Investigación Operativa 2 (IOP2) como Jefe de Práctica (JP), curso perteneciente al octavo semestre académico del programa de estudios de la especialidad de Ingeniería Industrial de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Continúa leyendo Y me fui a la distancia con Investigación Operativa 2: 2020-1 y 2020-2

Mi paso por las prácticas de aula tradicional en Investigación Operativa 2: del 2017-1 al 2019-1, con excepción del 2018-1

Como he contado en la reseña asociada, a partir del semestre académico (o ciclo) 2017-1 incursioné en las prácticas calificadas llevadas a cabo en aulas tradicionales de estudio para el curso Investigación Operativa 2 (IOP2), perteneciente al octavo ciclo de la especialidad de Ingeniería Industrial de la PUCP. Sin embargo, mi trabajo como Jefe de Práctica (JP), tanto en aulas tradicionales como laboratorios de cómputo, lo debí dejar al finalizar aquel año por las dificultades que estaba representando para mí el cumplir, paralelamente, tanto esta responsabilidad como la de mi puesto de trabajo en una empresa ubicada bastante lejos de mi universidad, y que era mi labor principal.

Continúa leyendo Mi paso por las prácticas de aula tradicional en Investigación Operativa 2: del 2017-1 al 2019-1, con excepción del 2018-1